Consulta de Resultados

Recomendaciones para la recolección de muestras

Toda la información diagnóstica que LABMÉDICO puede proporcionar depende de la calidad de la muestra recibida. Por ello, una toma de muestra con las condiciones inapropiadas puede inducir a errores diagnósticos, razón por la cual le invitamos a conocer las condiciones que se deben tener en cuenta para la toma de la muestra.

¿ Cómo preparar a sus hijos para la visita al Laboratorio?

Para el LABMÉDICO, es sumamente importante el núcleo familiar y su bienestar integral, por eso aseguramos una visita tranquila y sin temores de nuestros pequeños pacientes al laboratorio. La toma de muestra puede causarles angustia y ansiedad, sin embargo, es fundamental el papel que juegan los padres y la comunicación con sus hijos antes, durante y después del procedimiento.

-¿Qué debo saber si mi hijo se encuentra entre los 0 y los 3 años de edad?

Los recién nacidos perciben el estado de ánimo de las personas que lo rodean fácilmente, por eso, es primordial que tanto los padres como el bebé se encuentren en un ambiente tranquilo y agradable antes de las pruebas clínicas de laboratorio. Acudir al lugar con un juguete o elemento conocido por el bebé lo ayudará a generar mayor empatía con el ambiente.

De los 0 a los 3 años los bebés lloran fácilmente y aún más cuando hay personas extrañas a su alrededor, por eso, los padres deben mantener la calma al presenciar esta situación y acompañar a su hijo al momento de la toma de muestra, siempre y cuando sea posible. Al finalizar el procedimiento es bueno abrazarlo para transmitir en el bebé cercanía y compañía.

-Los niños crecen y su desarrollo mental también:

Durante el crecimiento, el niño debe ir percibiendo la visita al laboratorio como algo natural y positivo para su salud, si los padres en algún momento visitan el laboratorio, es importante que aprovechen esta oportunidad y se lo haga saber a su hijo, explicarle de manera clara y sencilla que es por el bienestar, de esta manera será un ejemplo que el niño tomará de su padre y aminorará temores a futuro. No mentirle ante el dolor es fundamental, deberá explicarle que será una leve picada que dura pocos segundos.

Momentos antes de ingresar al procedimiento, el padre deberá decirle que es un niño muy fuerte y será el campeón de papá, esta motivación lo hará sentirse importante, pasando a un segundo plano la angustia que pueda sentir antes de la prueba; en la sala de espera es bueno llevarle lápices para colorear y un cuaderno para que se distraiga un poco, logrando mayor tranquilidad en el niño. Durante el procedimiento el padre no debe generar lástima en su hijo, pues esta situación no es un castigo. Deje que los adolescentes actúen de manera independiente Cuando hablamos de adolescentes, debemos entender que ellos toman la decisión acerca del acompañamiento de sus padres durante la toma de muestra, su grado de madurez permitirá que esta decisión repercuta en el estado de ánimo del adolescente luego del procedimiento, pues si el padre ingresa con el hijo sin su consentimiento, éste se sentirá cohibido durante la prueba, y podrá generar discusiones con el padre después de ella.

Deje que los adolescentes actúen de manera independiente:

Cuando hablamos de adolescentes, debemos entender que ellos toman la decisión acerca del acompañamiento de sus padres durante la toma de muestra. Su grado de madurez permitirá que esta decisión repercuta en el estado de ánimo del adolescente luego del procedimiento, pues si el padre ingresa con el hijo sin su consentimiento, éste se sentirá cohibido durante la toma de la muestra y podrá generar futuras discusiones.

¿Qué debo saber después de la toma de la muestra?:

Una vez se finalice el procedimiento, es importante que el padre resuelva todas sus dudas: cuánto tiempo demora el resultado o dónde lo puede consultar, esto generará tranquilidad en el padre y por tanto se verá reflejado en el hijo.